Almas Amigas

Hacete Miembro

Si te hacés miembro, si te suscribís, recibirás todas las semanas un hermoso cuento. Gracias por participar...

28 abr. 2012

Cuando ya me empiece a quedar solo

Tendré los ojos muy lejos
Un cigarrillo en la boca
El pecho dentro de un hueco
Y una gata medio loca

Un escenario vacío
Un libro muerto de pena
Un dibujo destruido
Y la caridad ajena

Un televisor inútil
Eléctrica compañía
La radio a todo volumen
Y una prisión que no es mía

Una vejez sin temores
Y una vida reposada
Ventanas muy agitadas
Y una cama tan inmóvil

Un montón de diarios apilados
Y una flor cuidando mi pasado
Y un rumor de voces que me gritan
Y un millón de manos que me aplauden

Y el fantasma tuyo, sobre todo
Cuando ya me empiece a quedar solo

Sui Generis




Cita con angeles


Desde los tiempos más remotos vuelan los ángeles guardianes
siempre celosos de sus votos contra atropellos y desmanes.
Junto a las cunas infantiles, junto a los tristes moribundos,
cuentan que velan los gentiles seres con alas de otro mundo.

Cuando este ángel surca el cielo, no hay nada que se le asemeje.
El fin de su apurado vuelo es la sentencia de un herejeno se distraiga ni demore,
todo es ahora inoportuno.
Va rumbo al campo de las flores donde la hoguera espera a Bruno.

Se lanza un ángel de la altura, caída libre que da frío.
La orden de su jefatura es descender hasta Dos Ríos.
Es 19 y también mayo, monte de espuma y madre sierra,
cuando otro ángel a caballo cae “con los pobres de la tierra”.

Dicen que al filo de la un aun angelote compasivo
pasó delante de la luna, sobrevolando los olivos.
Y cuentan que con mala mañana fue tiroteado su abanico,
justo a la hora que en España se asesinaba a Federico.

Un bello arcángel aletea junto a un gran pájaro de hierro.
Procura que un hombre lo vea para ahuyentar cien mil destierros.
Pero el arcángel se sofoca y un ala azul se le lastima
y el ave negra abre la boca cuando atraviesan Hiroshima.

Dejando un surco luminoso por sobre Memphis, Tennessee,
pasó volando presuroso un ser alado en frenesí.
Iba vistiéndose de luto, iba llorando el querubíne
iba contando los minutos de Dios y Martin Luther King.

El ángel pasa bajo un puente, después rodea un rascacielos.
Parque Central, lleno de gente, no se da cuenta de su vuelo.
Cuánta utopía será rota y cuánto de imaginación
cuando a la puerta del Dakota las balas derriben a John.

Septiembre aúlla todavía su doble saldo escalofriante
todo sucede un mismo día gracias a un odio semejante.
Y el mismo ángel que allá en Chile vio bombardear al presidente,
ve las dos torres con sus miles cayendo inolvidablemente.

Desesperados, los querubes toman los cielos de la tierra
y con sus lápices de nubes pintan adioses a las guerras.
El mundo llena los balcones y exclama al fin: esta es mi lucha,
pero el señor de los cañones no mira al cielo ni lo escucha.

Pobres los ángeles urgentes que nunca llegan a salvarnos.
¿Será que son incompetentes o que no hay forma de ayudarnos?
Para evitarles más dolores y cuentas del sicoanalista,
seamos un tilín mejoresy mucho menos egoístas.

Canción de Silvio Rodriguez



Amor en silencio

Si pudiera, el amor, 
arrancar de mi cielo 
cataratas de lágrimas, 
ovejitas de sueños,
que atrapan con sus hilos
añoranzas y recuerdos.


Si pudiera calmar
mis latidos inquietos,
golpeando a la vida,
golpeando al deseo
en tu puerta cerrada,
con sudor en mi cuerpo.

Si pudiera sentir
la sed de tus anhelos
sin caer al abismo,
murmurando el secreto
por la duda que habita
en mi humano desierto.

Si pudiera romper
tu muro del silencio
con palabras sinceras,
con palabras de afecto,
abriendo a la verdad
la dicha del encuentro.

Si pudiera oír
tus callados sentimientos
las preguntas de amor,
las preguntas de celos,
ensordeciendo mi alma
con tus gestos internos.

Si pudiera mirarte
en tus ojos el miedo,
un temor de perderte,
un temor de tu hielo
que congela tu perdón
como agujas de invierno.

Si pudiera, al fin,
desvelar tu misterio,
brotaría el abrazo,
brotaría el deseo,
se elevaría mi alma,
que abrasaría tu cuerpo.

Si pudieras amar
entregándote entero,
brillaría la dicha,
brillaría el destello
con la ardiente pasión
que se apagó en el tiempo.
¿Nacería el amor
de aquel tiempo primero?...


27 abr. 2012

Tu eres el Primero!

Hay papeles que dicen que tengo otro dueño,
Pero ¿sabes qué? tú eres mi dueño.
Eres aquel que supo encender mis pasiones.
Tú eres el primero, tú eres mi dueño.


Te entregué mi corazón y mi vida.
Mis caricias todas fueron inventadas para tí.
Para tí son todos mis deseos de mujer.
Todas mis ansias de vivir te las debo a tí.


Aunque en mi diario vivir no estés tú,
tú ocupas todos mis pensamientos.


El amor de mi vida eres tú
Tú eres el primero, tú eres mi dueño




Frases sobre los Besos

"Un beso es como morir dos veces: la primera por el deseo y la segunda por el recuerdo de la sensación desvanecida."


"El beso es el idioma de las almas."


"¿Qué es el beso? Es un dulce encuentro, después de una larga búsqueda."


"El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada."


"El beso es una sed loca que no se apaga con beber, se apaga con otra boca que tenga la misma sed."


"El beso es la expresión de una pasión incontrolable que se manifiesta en el deseo de poseerte."


"El amor es una pregunta eterna, cuyos signos de interrogación son los besos."


"Los besos robados son siempre los más dulces."


"El único idioma universal es el beso."


"El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías."


"¿Beso? Un truco encantador para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas."


"El más difícil no es el primer beso, sino el último."


"Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado."






25 abr. 2012

Cuando ya me empiece a quedar solo...

Tendré los ojos muy lejos
Un cigarrillo en la boca
El pecho dentro de un hueco
Y una gata medio loca

Un escenario vacío
Un libro muerto de pena
Un dibujo destruido
Y la caridad ajena

Un televisor inútil
Eléctrica compañía
La radio a todo volumen
Y una prisión que no es mía

Una vejez sin temores
Y una vida reposada
Ventanas muy agitadas
Y una cama tan inmóvil

Un montón de diarios apilados
Y una flor cuidando mi pasado
Y un rumor de voces que me gritan
Y un millón de manos que me aplauden

Y el fantasma tuyo, sobre todo
Cuando ya me empiece a quedar solo 

Sui Generis


23 abr. 2012

Ya no te quiero...

Yo no se como decirte
hermosa que no te quiero
que mi amor es de otra dama
y que por ella me muero.

Nunca lo habrás de entender
pensarás que estoy jugando
que se trata de una broma
que a ti no te esta pasando.
Pero esa es la verdad
no fue una cosa planeada
solo un encuentro casual
simple cruce de miradas.

Lo lamenta el corazón
que sabe de tu sentir
ya me odiaras sin remedio
mas no te puedo mentir.



Corto Poema Triste

El dolor mueve la pluma del escritor fallido,
el tiempo no hace pasar su pena
y su corazón solo lo retrae a un vacio;
yo lo veo y su penar me embriaga

Solo sus letras hablan de un amor perdido,
solo sus lágrimas lo acompañan en su pena,
el escribe una historia infinita,
tan infinito como el amor por su dama,
aunque sabe que ya no está con el
y por eso su penar lo mata.

Termina el poema de negra aura,
sabe que al poner el punto final terminara su vida.
El poema termina.
El poeta se desploma.
Yo ya he fallecido.


Comentá que te ha parecido este poema... 


22 abr. 2012

La Amante

Soy la amante
que estrenas, 
la nueva, la eterna,
la de muslos trigueños,
columnas seguras 
que se abren perfectamente
para dar paso a tu mar 
ancho y espeso.




Soy la de paralelas montañas, 
erectas, duras, 
por donde han caminado
pájaros heridos de amor.


Soy la amante nocturna,
la de noctámbulos besos,
( mis ojos, túneles profundos 
donde se pierde la soledad).


Soy la de siempre, la eterna,
la que te arranca el hastío
de cada costado,
la que se tiende plácidamente, 
la que se para.
La que te sorprende, 
la que se quita las vestiduras 
y se lava en tu río claro.


Soy la que te crucifica
con mis ojos, con mi lengua,
la que se pierde 
en tu mirada lela, 
la que infatigable.


Recorre tu cuerpo, 
la que vibra con devoción 
en tu silencioso mundo.


Soy ella, la eterna,
la antigua, la nueva,
la de siempre la que se cierra.


La que se abre la de ambivalentes tardes.
Soy la que renace,
la que se abre 
la que se cierra.